del oso 2

Un día como hoy, 27 de marzo, pero del año 2005 se producía la desaparición física de uno de los más importantes investigadores que acercó el mundo del misterio, de lo inexplicado y de los enigmas al común de la gente. El doctor Fernando Jiménez del Oso nació en Madrid el 21 de julio de 1941, estudió medicina y se especializó en psiquiatría. Luego se interesó por los fenómenos paranormales, realizando investigaciones en el campo del esoterismo, el espiritismo, las ciencias ocultas y por supuesto el tema de los OVNIS, sobre lo cual publicó varios libros. Se valió de la televisión para ser un divulgador por excelencia de toda esta temática, y así lo demuestran sus más de 700 programas, entre los que podemos destacar: Más allá, La puerta del misterio, Punto de encuentro, La España mágica, El imperio del sol, El otro México y Viaje a lo desconocido. En el año 1974 Narciso Ibáñez Serrador lo convence para participar en el programa de TVE Todo es posible en domingo con una sección de cinco minutos dedicada a “cosas extrañas”. Debido al éxito de audiencia, en 1976, comenzaría su serie Más Allá que estuvo al aire hasta 1982.

Vuelve a la TV en 1983 con la serie La puerta del misterio donde predominaba el tema OVNI, con interesantes entrevistas a testigos, entre ellos pilotos y militares, en las cuales relataban sus encuentros con dichos objetos. Después, entre 1985 y 1987, participaría también en el programa de Pedro Macía Punto de encuentro. En 1989 escribió, dirigió y presentó dos series documentales de televisión sobre las culturas mexicana y peruana, tituladas “El Imperio del Sol” y “El otro México”.

Dirige colecciones de libros y enciclopedias que tuvieron gran difusión: Universo Oculto (1976), Biblioteca Básica de los Temas Ocultos (1980), Gran Enciclopedia Gráfica de los Temas Ocultos (1982), Biblioteca Básica de Espacio y Tiempo (1991), Nueva Biblioteca de los Temas Ocultos (1995), etc.

Fue autor de libros como El fin del mundo y El síndrome Ovni. Estuvo en la dirección de la revista Más Allá de la Ciencia, a partir de 1991 tomaría las riendas de Espacio y Tiempo, que cuatro años después diera paso a la revista Enigmas.

Como les sucede a casi todos los investigadores o divulgadores de la temática paranormal, Jiménez del Oso fue ampliamente criticado por los escépticos que no le reconocieron ningún valor científico a su obra. Pero de la misma manera que se lo criticó también se le brindó el reconocimiento que su extenso y serio trabajo merecía, y en el transcurso de estos años desde su desaparición, solamente física, se le rindieron varios homenajes.

Desde Horionis queremos rendir nuestro pequeño homenaje a un pionero tanto del tema Ovni como del ámbito paranormal que en una entrevista decía: “Comprendo el rechazo de cualquiera ante la palabra magia porque a mí me pasó lo mismo hasta que investigué y dejé de opinar con ideas prestadas”.

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *