Mi obsesión por el espacio/tiempo me lleva a expandir mi imaginación. Me intriga saber porque recorrer una distancia lleva tiempo. Trasladarse de un un punto a otro requiere tiempo. Por eso el tiempo en la vida es tan importante porque mientras transcurre nos movemos, en ese movimiento tomamos decisiciones. ¿Podrán revertirse esas decisiones?¿Se puede viajar en ese tiempo? ¿O solo se puede acelerar el tiempo y viajar al futuro?
Primero repasamos algunas definiciones y después juguemos con la imaginación.

tiempo-1
Según Albert Einstein el tiempo es relativo, depende de la velocidad a la que se mueve en el espacio un observador, por lo cual se considera que es parte de un compuesto llamado tiempo-espacio. Para otros físicos el tiempo no existe más que en la mente. Para muchos filósofos el tiempo es creado por la mente tras tomar consiciencia de los acontecimientos, designar días, meses, años. Es la construcción mental basada en la observación. El tiempo es una flecha que va hacia delante donde es necesario partir de un comienzo, el big bang, la génesis, para poder comprenderlo siempre necesitamos un inicio. El concepto de la nada o el vacío es difícil de comprender desde nuestra perspectiva humana, donde existe un sol que da comienzo al día y una luna donde determina la noche, el fin y el reseteo de una jornada. Difícil comprender los sucesos del espacio donde la física escapa a los conceptos aprendidos en las condiciones gravitacionales de la tierra. Según el filósofo Manly P Hall “el tiempo nace de la mente observando el espacio”, el tiempo es el espacio autoreflexivo de la mente. Hay un libro escrito por el suizo Carl Gustav Jung llamado sincronicidad donde plantea que fenómenos como la astrología o la telepatía podrían explicarse no tanto como un fenómeno de energía sutil sino atravez del concepto Unus Mundi, la unidad de la mente y el espacio-tiempo. La simultaneidad cuenta la causa y efecto en función a la energía que los convoca. La relatividad del espacio-tiempo está psíquicamente condicionada.

128EB808-2109-49D7-8D34-6DF8A6B500BA
Para el budismo la conciencia de la mente de despliega como el tiempo. La conciencia es el aspecto condicionado de la mente. El tiempo puede ocurrir como un instante o muchos eones, pero que el tiempo sea corto o sea largo depende de los hábitos de un ser. Aunque se hable de un tiempo exacto, el tiempo exacto no existe. El tiempo depende siempre de los hábitos de percepción de tiempo de los seres, incluyendo los consensos sobre qué ocurrió antes o qué ocurrirá después. La historia es creada a partir de lo que es acordado por la mayoría de las personas de un cierto lugar y un contexto en común, no existe un tiempo que pueda ser fijado.
Saliendo de los conceptos ya formados que nos promueve Google y volviendo a la imaginación el tiempo puede ser aveces un enemigo , alguien que nos presiona e insita a cumplir nuestros objetivos, nos carga de ansiedad y responsabilidad, las redes sociales nos obligan a pertenecer o a participar. En fin, que no se nos acabe el tiempo para ser felices……

……continuará

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *