En 1974 fue enviado un mensaje en código binario al espacio en un viaje de 25.000 años.
25 años después llego la respuesta de la forma que nadie esperaba.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *