Por Nick Pope

nick-pope-2

Pope trabajó durante 21 años en el Ministerio de Defensa Británico. Durante los años 1991 al 1994 fue parte de una división que investigaba el fenómeno Ovni al estilo de lo que en América fue el proyecto Blue Book. A partir del año 2006 deja el Ministerio de Defensa y se convierte en uno de los referentes más importantes del tema Ovni. 

 

El incidente del Bosque Rendlesham es el caso Ovni más intrigante y mejor documentado en el mundo y secundado solo por el caso Roswell en términos de reconocimiento. Nick Pope condujo una revisión del caso para el Gobierno Británico. Y presentó el siguiente informe en el año 2013 frente a ex-congresistas de los Estados Unidos, el mismo es utilizado por periodistas y ejecutivos de cine y TV que buscan una introducción concisa y con un punto de vista neutral sobre lo que sucedió.

El incidente Ovni más conocido y convincente del Reino Unido fueron una serie de avistamientos ocurridos en Diciembre de 1980 que son conocidos por el nombre de Incidente del Bosque Rendlesham o Incidente Bentwaters. Los avistamientos tuvieron lugar cerca de las bases militares de Bentwaters y de Woodbridge. Estas eran bases en el Reino Unido operadas por la Fuerza Aérea de los Estados Unidos (USAF), como parte de una amplia presencia Americana en Europa. Hubo varias docenas de testigos militares, varios de alto rango incluyendo al Comandante en Jefe de la Base, el Teniente Coronel Charles Halt.

En las primeras horas del 26 de Diciembre de 1980, dos miembros de la USAF (John Burroughs y Jim Penniston), que fueron a investigar la posible caída a tierra de un avión civil, se encontraron con una nave desconocida que aparentemente había descendido en un claro dentro del bosque Rendlesham, que está ubicado en medio de las dos bases militares. Penniston se acercó lo suficiente como para poder ver extraños jeroglíficos sobre su superficie, y también tocarlos. Después de un tiempo, la nave se elevó lentamente por encima de los árboles para desaparecer tras una aceleración a alta velocidad. Un análisis posterior del sitio de descenso mostró hendiduras sobre el terreno que formaban la figura de un triángulo, marcas de quemaduras a los costados de los árboles, y niveles de radiación que científicos del staff del Ministerio de Defensa Británico calificaron como “significantemente más altos para el promedio de ese terreno”. El Ovni fue captado brevemente por el radar militar. Dos noches después el Ovni volvió y disparó haces de luz al Comandante de la Base y a un pequeño grupo de soldados que habían ido a investigar. Más tarde el Ovni volvió a dispara haces de luz pero esta vez sobre zonas sensitivas de la Base Woodbridge.

ufo-sketch
Dibujo del Ovni realizado por el oficial Penniston

A pesar de que estos hechos sucedieran mucho tiempo antes de que me uniera al Ministerio de Defensa (MoD) fue un caso con el cual me crucé varias veces durante mi trabajo en el proyecto Ovni entre 1991 y 1994. Fue por cierto el caso por el cual recibí más requerimientos, de Miembros del Parlamento, de los medios y del público. Para estar más preparado para contestar tantas preguntas, no solamente leí los informes del caso sino que inicié una revisión en retrospectiva de todo el incidente, algo que la policía diría revisar un caso sin resolver. Debido a esto me encontré con los testigos claves del incidente y pude tener unas largas charlas con ellos.

Dibujo de los jeroglificos realizado porle oficial Penniston
Dibujo de los jeroglificos realizado por el oficial Penniston

Las investigaciones del Reino Unido no dieron los resultados esperados, y desconozco el resultado de las investigaciones americanas porque cuando el MoD liberó el expediente bajo el Acta de Libertad de Información se verificó que las autoridades americanas extrajeron evidencia sin informar al gobierno Británico. Al poco tiempo de sucedido el incidente, el General Gabriel visitó las bases de Bentwaters y Woodbridge, le informaron del incidente, y se llevó varios ítems relativos a la investigación para su base en Ramstein, Alemania. En ese momento el General Gabriel era el Comandante en Jefe de la Fuerza Aerea Norteamericana en Europa. El documento en cuestión, aunque cuidadosamente redactado, muestra sin ninguna duda el descontento de las autoridades británicas por la manera en que se quitaron evidencias sin conocimiento del MoD en ese momento y también, hasta donde tengo conocimiento, por no haber sido informado de las conclusiones de la investigación de la Fuerza Aérea norteamericana.

Mi revisión del caso mostró que la quita de evidencias por parte del General Gabriel fue uno de los factores que afectó adversamente a la investigación. Una combinación de confusión respecto de la jurisdicción (entre las autoridades Americas y Británicas), demoras, y una pobre actitud de compartir información afectaron fatalmente la investigación original. Parte del problema fué que la investigación Americana era una directa contradicción con la proclama del Gobierno Americano con respecto al tema Ovni, en la cual decía que el tema no era de interés oficial y que no se volvieron a realizar investigaciones después de dado por terminado el programa Proyecto Libro Azul (Blue Book), a fines de 1969. Esto claramente puso en una posición muy difícil a los oficiales de la USAF y me quedó en claro que las Autoridades Americanas querían sacarle la investigación a los Británicos, mientras el MoD igualmente quería que los Americanos dirijan la misma.

encounter-in-rendlesham-forest-2La confusión sobre lo que pasó en ese momento se vió agravada por el hecho de que fueron destruídos varios expedientes Ovni del MoD, sin una debida autorización, de hechos ocurridos en el mismo período de tiempo que el incidente Rendlesham. Si bien soy conciente de que esta acción generó algunas teorías conspirativas, no es de mi conocimiento alguna evidencia que sugiera que fue un deliberado intento de ocultar información. Mientras algunos mails internos del Mod expresaban cierta satisfacción por la pérdida de estos expedientes, mi evaluación es que fueron observaciones desafortunadas por parte de personal relativamente nuevo y que fueron motivadas por nada más siniestro que el alivio de no tener que responder a futuro pedidos de documentos bajo el Acta de Libertad de Información. El propio MoD ha reconocido que no hay una explicación definitiva del incidente del Bosque Rendlesham y el caso permanece sin resolver al día de hoy. Sin embargo, cuando presioné para que se haga algún tipo de declaración sobre el incidente, el MoD ha dicho consistentemente que los eventos no tienen “significancia para la defensa”, una frase pegadiza que consistentemente usabamos con todos los avistamientos Ovni, explicados o no, cuando tratabamos con el Parlamento, los medios o el público.

En este punto vale la pena citar las declaraciones de Lord Hill-Norton (quién fue un Almirante de cinco estrellas ex-Jefe del Personal de Defensa (CDS) y ex-Presidente del Comité Militar de la NATO), sobre la declaración del MoD de “no significancia para la defensa” sobre el incidente del Bosque Rendlesham, Lord Hill-Norton dijo esto:

“Mi posición expresada, tanto en forma privada o pública, en estos últimos doce años o más, es que hay solo dos posibilidades: a) la intrusión de una nave no identificada y posterior descenso en Rendlesham, como se describió, o, b) el Comandante en Jefe de una base de la USAF en Inglaterra, con armamento nuclear, y un largo número de hombres de la fuerza, tuvieron alucinaciones o mintieron. En cualquiera de ambos casos, simplemente debe ser “de interés del Ministerio de Defensa”, lo que ha sido repetidamente negado, precisamente en esos términos.”

Es muy difícil no estar deacuerdo con las declaraciones de Lord Hill-Norton.

En el curso de mi revisión del expediente del incidente del Bosque Rendlesham examiné, de manera crítica, las teorías que quisieron explicar los avistamientos en términos convencionales, ya sea por una mala identificación, o un truco o engaño. La explicación más convencional, por supuesto, era que el incidente involucró un prototipo secreto de nave o drone. De cualquier manera, ninguna de estas teorías se ajustan a los hechos.

La mayoría de la gente, que se interesa en el misterio Ovni, probablemente ha escuchado sobre el accidente Ovni en Roswell. En el incidente del Bosque Rendlesham, tenemos un incidente Ovni más reciente, mejor documentado y con mejores evidencias que los eventos de Roswell.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *